bg-back

Chocolate sostenible: cómo producir cacao y cuidar el medio ambiente

Los productores de Madagascar impulsan un enfoque moderno para la producción de cacao.

Uno de los mejores cacaos del mundo se produce en Madagascar, donde un enfoque actualizado del cultivo, el principal ingrediente del dulce favorito del mundo, está ofreciendo interesantes beneficios para el ecosistema único de ese lugar.

Las prácticas agrícolas tradicionales, que agotan el suelo para el desarrollo del arroz (cultivo básico del país), están pasando factura a la tierra y a las criaturas que viven en ella. Algunas variedades de cacao, en cambio, no toleran el calor, por lo que los árboles frutales y de madera dura se mezclan con los de cacao para darles sombra. Este método, llamado agrosilvicultura, aunque ya se practicaba, está experimentando un renacimiento en un intento de fomentar más el cultivo de cacao y mejorar su rendimiento.

Además, existe otra ventaja: mantener un ecosistema aumenta la biodiversidad, lo que anima a más animales, como los lémures de Madagascar, en peligro de extinción, a volver a la tierra.

"La agrosilvicultura incentiva a la gente a proteger los bosques y a reclamar la tierra reforestando, y no necesariamente despejándola", señala Salohy Soloarivelo, responsable de medio ambiente de la misión de USAID (la agencia de cooperación del Gobierno de Estados Unidos) en Madagascar.

También puedes leer: 5 inventos para salvar el medio ambiente

Sostenibilidad del chocolate 

El cacao (y sus efectos antiinflamatorios en el cuerpo humano) gana cada vez más lugar en las prácticas de salud y bienestar de todo el mundo. Pero la creciente industria del chocolate, que alcanzó los 46 000 millones de dólares en 2021, está talando bosques tropicales en algunos lugares, diezmando la biodiversidad y contribuyendo al cambio climático al emitir niveles significativos de dióxido de carbono a la atmósfera.

En la mayoría de los casos, una sola tableta de 200 gramos de chocolate negro elaborada con cacao procedente de la tala de la selva tropical aporta el equivalente de CO2 de un coche conducido ocho kilómetros, según el Instituto de Recursos Mundiales.

En detrimento de dicho escenario, varios productores de chocolate se están subiendo al carro de la sostenibilidad. La empresa de chocolate orgánico Beyond Good trabaja directamente con 150 cultivadores de cacao malgaches para ponerlos al día en las prácticas agroforestales más progresistas, desde la selección de árboles para la sombra y la salud del suelo hasta la diversidad de especies que ayuda a maximizar la supervivencia de los amenazados lémures de la isla. Es que la población de la especie de cola anillada de Madagascar ha caído en picada al menos un 95% desde el año 2000.

Mars Wrigley, fabricante de SNICKERS, M&M'S y otros productos de Halloween, anunció a principios de octubre su compromiso de utilizar únicamente cacao verificado y de origen responsable en las fábricas europeas para 2023, en un esfuerzo por ayudar a los agricultores a prosperar, evitar el trabajo infantil y preservar los bosques.

"Como uno de los mayores compradores de cacao del mundo, tenemos la responsabilidad de ayudar a impulsar un impacto positivo, duradero y sistémico para apoyar a los agricultores y a las comunidades de nuestra cadena de suministro", afirma Benjamin Guilbert, vicepresidente de compras de Mars Wrigley Europe, en la página web de la empresa.

Fuente: National Geographic 

23 noviembre 2022
bg-back-mapa