bg-back

Sostenibilidad en las empresas, ¿una obligación?

Sostenibilidad empresarial hace referencia a aquellas empresas que crean valor económico, social y medioambiental a medio y largo plazo para contribuir al bienestar de todos.

La estrategia de negocio que se basa en los criterios ESG, siglas que responden en inglés, a las palabras Enviromental, Social y Governance, en la práctica, hacen referencia a los factores que convierten a una compañía en sostenible a través de su compromiso social, ambiental y de buen gobierno, sin descuidar nunca los aspectos financieros.El origen de este acrónimo se remonta a los inicios de la década de los 2000 y ha sido el resultado de la evolución de lo que se conocía como Inversión Socialmente Responsable (ISR). Pero va más allá de lo que conocíamos como ISR, ya que tiene un enfoque holístico de todos los procesos de una compañía, permitiendo ver el alcance del impacto que trasciende al negocio.

La sostenibilidad empresarial se entiende como el conjunto de esfuerzos que realiza una empresa para llevar a cabo su actividad económica mientras toma en consideración factores sociales, medioambientales y realiza una gestión responsable de los recursos que utiliza para sus procesos de producción.

Para que una empresa lleve a cabo una gestión empresarial sostenible, debe tomar en cuenta aspectos como los siguientes:

  • Generación de prácticas que tomen en consideración el bienestar de los colaboradores, mientras logren maximizar la productividad de la empresa.
  • Evaluar la gestión de los recursos financieros.
  • Evaluar el consumo de insumos provenientes del medio ambiente como la energía eléctrica, el agua, el gas, el papel, entre otros.
  • Realizar un tratamiento adecuado de los residuos.
  • Mantener contacto con la comunidad donde opera la empresa o la planta para conocer las inquietudes o preocupaciones relativas a la actividad productiva de la empresa.

También puedes leer: El turismo mundial toma conciencia de la situación medioambiental

Para lograr la sostenibilidad en una empresa, es importante tener en cuenta estos elementos en la cadena de valor,  con el fin de que estén alineados con las necesidades del entorno y en la consecución de los objetivos de la empresa.

La evaluación constante y permanente de las acciones que realiza la empresa ayudan a una mejor gestión de los recursos y pueden llevar a una mejor eficiencia y rentabilidad. Comunicar cómo se están implementando acciones para mejorar la sostenibilidad empresarial, ayuda a enterar a los diferentes públicos estratégicos sobre las prioridades de la empresa en este sentido. En la actualidad, una empresa que comunica activamente sobre las acciones sostenibles que realiza puede lograr mejor aceptación por parte de los clientes y los consumidores, y también por parte de los inversionistas y accionistas que valoran este tipo de aspectos.

¿Qué empresas están obligadas por Ley a ser Sostenibles?

En España las empresas que facturan más de 40 millones de euros, tienen activos por encima de 20 millones y plantilla igual o superior a 250 trabajadores  están obligadas por la Ley 11/2018 en materia de información no financiera y diversidad.

Las grandes empresas españolas sacan músculo con sus planes sostenibles o información no financiera y están alineados con los Objetivos de Desarrollo Sostenibles de Naciones Unidas, aunque las pequeñas y medianas empresas  no están obligadas por ley,  es cada vez más frecuente que estas  grandes empresas pidan a las pymes como proveedores que son y componen su cadena de valor,  que justifiquen el cumplimiento de unos estándares mínimos en materia de sostenibilidad ambiental, social y de buen gobierno.

En España, el 95% del tejido empresarial nacional está compuesto por las pymes,  que son cada vez más conscientes de la importancia de la sostenibilidad para conseguir que su negocio sea más competitivo. Con el paso de los años, el concepto de sostenibilidad ha echado raíces en la sociedad española y también en el mundo empresarial que ahora se ha convertido en un aspecto esencial y un apartado clave en la gobernanza empresarial.

Con la llegada de los Fondos Next Generation de la Unión Europea, la sostenibilidad se plantea como uno de los objetivos empresariales para el 2023. El reto está en que las pequeñas y medianas empresas también lo hagan, viendo la importancia y la preocupación que la sostenibilidad cobra en las empresas y en las diferentes administraciones y sobre todo porque la ayuda comunitaria viene muy ligada a la transición ecológica.

Fuente: Diario Responsable 

29 septiembre 2022
bg-back-mapa