bg-back

Turismo desorganizado amenaza a caimanes y delfines del Yasuní

Investigadores del Parque Nacional Yasuní monitorean los delfines de río y caimanes de esta área protegida, con el fin de estimar las poblaciones de estas especies consideradas en peligro.

Una expedición del MAE navegó por el Yasuní para determinar el número aproximado de caimanes y delfines en el área protegida. Ambas especies están en peligro de extinción. Investigadores del Parque Nacional Yasuní monitorearon los delfines de río y caimanes de esta área protegida, con el fin de estimar las poblaciones de estas especies consideradas en peligro. Con la expedición, que duró 17 días a finales de 2021, los especialistas también pudieron conocer la distribución de estas especies en el Yasuní y las amenazas que sufren.

Según Byron Lagla, director de Biodiversidad del Ministerio del Ambiente (MAE), este monitoreo se realiza dos veces al año como parte de un programa de conservación de las especies.

Lagla añade que durante la expedición comprobaron que la principal amenaza para los delfines y caimanes es el turismo fluvial desorganizado. Es decir, son embarcaciones de operadoras turísticas que no respetan el avistamiento correcto ni distancia con respecto a los animales. “Es una amenaza directa y por el desorden de este sector se observan menos delfines y caimanes en el Yasuní”, explica el investigador del MAE. Delfines rosados y grises, el muestreo de delfines fue durante el día, en un recorrido fluvial de 150 kilómetros y a una velocidad constante de 10 kilómetros por hora en el río Yasuní. “La búsqueda se la hizo en la mañana por el comportamiento de los delfines”, explica Lagla. Como resultado de la expedición, se registró un total de 32 delfines rosados y un individuo de la especie gris, de los cuales 22 fueron adultos, seis juveniles y cinco crías. Lagla señala que los delfines rosados son territoriales y por ese motivo se los encuentra con mayor facilidad. Mientras que los grises son migratorios, es decir viajan grandes distancias de las cuencas hídricas. 

La estimación de las poblaciones de estas dos especies de mamíferos acuáticos es fundamental para su conservación. Ambas se encuentran amenazadas y catalogadas como En Peligro (EN), de acuerdo al Libro Rojo de los Mamíferos de Ecuador. Caimanes salen por la noche El muestreo de caimanes se desarrolló por la noche, en un recorrido fluvial por la laguna Tambococha y los ríos Salado y Yasuní en un trayecto de 20 kilómetros. Mediante la identificación y el registro de las especies se establecieron valores que permitieron clasificarlos por grupos, según las longitudes de la cabeza y longitud total del animal. La clasificación es: individuos neonatos, juveniles, subadultos y adultos.

Equipo técnico mide un caimán en el Parque Nacional Yasuní.

Como resultado se contabilizó 83 individuos: 62 caimanes negros. 11 caimanes enanos. 10 caimanes blancos.

Conoce la belleza del Yasuní aquí.

Fuente: primicias.ec

15 febrero 2022
bg-back-mapa